10 Cosas que no sabías de la copa menstrual

Hace aproximadamente un año me topé con múltiples comentarios que alababan el uso de la copa menstrual, así que me animé a adquirir una y puedo decir que ha sido una de las mejores compras que he hecho para mí.  Es por eso que te dejo 10 datos que quizá no conocías sobre las copas menstruales y su uso:

  1. La copa menstrual es un dispositivo hecho generalmente de silicón grado médico  que se coloca dentro de la vagina y que sirve para recibir la sangre menstrual.
  2. La copa tiene diversos tamaños; para elegir la que más te conviene deberás tomar en cuenta tu edad, la altura de tu cérvix y si has tenido algún parto.
  3. En México, la COFEPRIS lanzó un alerta sanitaria en contra de su uso argumentando que las copas no cuentan con certificación en este país, aunque muchas de ellas cuenten con certificaciones internacionales que cubren los más altos estándares de calidad. Si decides comprar una, asegúrate de que no sea china.
  4. Aunque pareciera que es algo nuevo, las copas menstruales se comenzaron a usar en el siglo XIX.
  5. Hay que aprender a usarla; sobre todo aprender a introducirla y sacarla porque en un principio puede resultar frustrante, pero con la práctica te aseguro que la amarás y no querrás volver a usar toallas femeninas o tampones. 
  6. También tienen diferentes capacidades. Hay algunos modelos en los que podrás usarla por muchas horas sin tener que vaciarla.
  7. La copa menstrual tiene una vida aproximada de 5 a 10 años, lo que se refleja en tu bolsillo pero sobre todo en que contribuyes a no contaminar. ¿Sabías que una toalla femenina tarda de 500 a 800 años en degradarse?

  8. Muchas mujeres afirman que con el uso de la copa sus periodos menstruales duran menos e incluso sus cólicos han disminuido.
  9. La copa menstrual no altera el pH de tu vagina, tampoco pone tu piel en contacto con materiales como el asbesto, rayón, dioxina y otros componentes tóxicos que a veces se utilizan para blanquear el algodón que tienen los tampones y las toallas.
  10. Algunas mujeres comentan que el principal obstáculo para decidirse a usar la copa es el tabú que hay en torno a la sangre menstrual, considerada como algo sucio o vergonzoso.

 

“La sangre menstrual es la única fuente de sangre que no es inducida de manera traumática. Sin embargo, en la sociedad moderna ésta es la sangre que más se oculta, de la que raramente se habla y que casi nunca se ve”. Judy Grahn.

 

Krystal de Sade

Educadora de la sexualidad y Practicante de BDSM, reparto mis dias entre mi adicción al internet y el diseño gráfico. Soy responsable de lo que escribo, más no de lo que entiendas.

More Posts

Follow Me:
TwitterFacebook