Jorge #LosVisiblesInvisibles

El corazón de 29 años de Jorge dejó de latir el dos de abril del 2017 a las 21:30 horas en uno de los centros de desintoxicación, al cual había ingresado hace cuatro días.

Llegó a los siete años de edad a la calle siguiendo a su hermano mayor, quien falleció hace seis años. Ambos se fueron de casa porque la madre los violentaba. Jorge recordaba con mucho cariño a su hermano y se preguntaba por qué había fallecido antes, si él era quien empezó a consumir más solvente entre otras cosas.

El Doc. Ortiz y la Psicóloga Gaby,  avisaron a la banda con los que vivía en la calle y por fortuna Laura supo donde vive el abuelo de 76 años, quien le avisó a la madre y al padrastro de Jorge.

El abuelo vive en pobreza extrema, consume marihuana y vive con cuatro gatos y tres perros en una pequeña covacha. 

Recuperar el cuerpo de Jorge fue igual de complicado que su vida, el Ministerio Público le dio largas al abuelo, hasta que después de un día y medio por fin lo pudieron sepultar en un panteón cerca del Estado de México.  

Jorge, tenía graves problemas motores, le costaba trabajo hablar pero desde que lo conocí fue amable y me dejó retratarlo los días en que lo veíamos.

Las historias de la banda hacen reflexionar de cómo la muerte es más visible que ellos en vida.