La Navidad y el Feminicidio

 

Las familias de quienes hemos contado sus historias y que tú nos has ayudado a hacerlo posible, iniciaron escribiendo una carta para sus mujeres a partir de hoy publicaremos una carta por día esperando que puedas apoyarme a seguir visualizando el feminicidio.

 

FRIDAGUERRERA VILLALVAZO

 

Estos días para muchos son sinónimo de alegría, de reflexión, de fiestas, para estas familias dejaron de serlo, algunas ya pasaron por estas fechas, día de las madres, o cumpleaños de ellas, sin embargo, siempre son momentos llenos de emociones encontradas, las luces navideñas son como pequeños fuegos internos que calcinan los pedazos que aún quedan en el corazón, la alegría del resto que no sabe por lo que pasan o hasta de la misma familia, son bofetadas directas a sus rostros ya cansados de llorar, esas palabras de “échale ganas ya pasará”, son lapidarias porque no, no va a pasar, ellas hoy les hacen falta; son familias que han vivido desde entonces infiernos que los van desgastando, pero que ahora se han unido desde todo el país, porque solo quieren JUSTICIA Y JUSTICIA, para ellas y todas las mujeres que han sido asesinadas en este país.

 

Sus mundos están acabados, nada les va a regresar a sus mujeres, compartir estas cartas dirigidas a ellas, a las asesinadas, no es para generar tú lástima es para evitar que vuelva a pasar, para ayudarte a cuidar a tú hija, tú hermana, tú madre, tú amiga, tú profesora, a ti.

 

Necesitamos cambiar como sociedad, regresar a quienes éramos, entender que, si no tenemos empatía, no vamos a poder unirnos y exigir justicia, ni podremos detener tanto dolor y muerte.

 

Estas familias hoy solo son las; VOCES DE LA AUSENCIA.

 

Madre e hija antes de que fuera arrebatada

Lupita y Verónica

Carta para Lupita

 

El 6 de julio del 2017, el día más triste de mi vida. Ese día camino a casa recibo la mala noticia de que mi Lupita fue asesinada. Siento un golpe en el corazón, un vacío en el alma, un dolor inenarrable, corrí hacia mi casa rogándole a Dios que no fuera cierto, desgraciadamente al llegar mis familiares me confirman lo que ya se comentaba.

 

En ese momento siento que la vida se me acaba y la sensación de quererme derrumbar, ver pasar la vida de mi hija frente a mí, sin saber lo que le habían hecho y todo lo que había sufrido. Mi alrededor se volvió gris, cómo pudieron quitarme a Lupita, personas sin corazón sin sentimientos le arrebataron la vida, cuando ella tenía tantos sueños por cumplir y un ser tan maravilloso al cual brindarle su Amor (su bebé).

 

 

Los días y las noches pasan y el dolor NO cesa, quisiera un día despertar y que fuera sólo un sueño. Pensar que mi niña Lupita no estará más a mi lado me hace sentir incompleta, cómo fueron capaces de hacerle eso 17 puñaladas y lapidada.

 

¿Por qué con tanta saña? Y saber que el autor del crimen fue la persona a la que abrí las puertas de mi hogar, su esposo en complicidad con su madre, el que le prometió amarla y cuidarla para siempre.

 

Dormir para mí ha sido una gran lucha, recordar su cuerpo sin vida, su rostro desfigurado me mata por dentro. El dolor y la angustia que ella sufrió, los gritos de Ayuda qué emanaron de su ser y no fueron atendidos, son una pesadilla recurrente que inunda mi mente.

 

No tan sólo la lucha ha sido interna, enfrentarnos a la corrupción, a la ineficacia de las autoridades y la indiferencia de la gente que pudo ayudar y NO lo hizo, aumentan más mi dolor. Un dolor que no le deseo a nadie, es cómo recorrer un camino lleno de espinas; pero por ti VERÓNICA GUADALUPE BENÍTEZ VEGA

(Lupita) y por NUESTRAS MUJERES SEGUIREMOS LUCHANDO.

 

Pensar en ti nos da la fuerza necesaria para seguir viviendo y salir a las calles y Exigir JUSTICIA. LUPITA ya no puedes hablar ahora yo soy tu voz.

 

Lupita mi niña por tu bebé, por lo hermoso de tu ser, por todo el cariño que nos diste, por todo el apoyo que nos proporcionaste, por todas las tardes de risas, por las pláticas encantadoras, por cada uno de tus abrazos y como un homenaje a tu recuerdo tendrás la Justicia que mereces.

 

Pero aún sigo esperando que algún día entres y escuchar esa sonrisa que te caracterizaba, tu sentido del humor con el que veías las cosas y el amor que siempre nos diste.

 

Atentamente; Tú madre la que te ama, la que sufre y la que no se cansará hasta que tengas la justicia que MERECES.

 

Verónica Vega Osnaya

Diciembre 2017

 

Verónica Guadalupe Benítez Vega; fue asesinada el 06 de julio de 2017, en Nicolás Romero, Estado de México, su esposo está detenido y en proceso como presunto feminicida de Lupita.

Comments

comments