Niño perdido #LosVisiblesInvisibles

Muchas historias de la banda son de película y una vez más las realidades superan la ficción, la de Martín es una de ellas. Llegó a la calle a la edad de cinco años, su papá lo llevó a la Basílica de Guadalupe para que lo acompañara a jurar para no volver a beber, ahí fue donde el niño se extravió.

Empezó a trabajar en los camiones vendiendo dulces o algún truco aprendido en la calle. Un día una señora abordó el mismo camión que Martín y ésta lo reconoció, le dijo que conocía a su padre y lo convenció para que fuera a reencontrarse con él, en aquel momento el niño solo tenía 12 años. Finalmente se reencontró con su padre que seguía siendo un alcohólico, lo recibió a golpes y Martín regresó a la calle.

Al día de hoy sigue sin comprender por qué su mamá se llevó a tres de sus hermanos, mientras que a él y otro hermano se los dejó a su padre. Reflexiona que tal vez su vida sería distinta si su mamá lo hubiera elegido.

El 11 de febrero Martín cumplió 33 años, es faquir, lo conocen como el “Colas” y dice aún no estar loco. 

 

TW @Sandra_Monroy

A %d blogueros les gusta esto: