El arte huichol en la cultura pop

La tribu de los wixárikas o huicholes habita principalmente en los estados de Nayarit, Jalisco, Durango y Zacatecas. Cuando los españoles invadieron sus territorios, ellos huyeron a la sierra, de difícil acceso, para conservar su autonomía. Esta independencia les permitió forjar una cultura con tradiciones y una estética muy particular, que se percibe en su arte.

No es ningún secreto que los huicholes son un pueblo profundamente religioso, sin embargo mucha gente ignora que los diseños que plasman y sus colores tienen que ver con sus deidades y su cosmovisión, la cual gira en torno a tres elementos: el maíz, el venado y el peyote. Una gran parte de su estética está influenciada por las visiones que tienen durante sus rituales con peyote. Con el tiempo el arte huichol ha sido revalorado e insertado como una influencia dentro del mundo pop. Esto no es nuevo ni de esta década. Podemos encontrar el primer gran ejemplo en la propuesta gráfica del diseñador Lance Wyman para los juegos Olímpicos de 1968. El logotipo y la tipografía están influenciados por el arte huichol.

El arte huichol ha tenido contadas exposiciones fuera de nuestro país, por lo que no se le conocía mucho, hasta que en 2010 se creó el proyecto Vochol. El Vochol es un Volkswagen Sedán decorado con arte huichol. El proyecto fue patrocinado por el Museo de Arte Popular de la Ciudad de México, los estados de Jalisco, Nayarit y otras organizaciones públicas y privadas. Este auto se distingue por estar cubierto con 2 millones 277 mil chaquiras, obra de ocho artesanos de dos familias huicholes, con un diseño exclusivo basado en esta cultura. El propósito de este trabajo fue el crear un proyecto de arte folclórico para el siglo XXI, el cual demostrara el ritual de la naturaleza, la habilidad y la cultura Huichol, lo cual resultó en un gran éxito. Ya que desde que estuvo terminado a finales del 2010, se ha presentado en Estados, Unidos, Asia y Europa, causando sensación y mostrando la cultura huichol al mundo y lo más importante revalorando su arte, además de causar influencia en el mundo pop.

Esta influencia la podemos observar en colecciones como la presentada por el diseñador coahuilense Ricardo Seco, en la semana de la moda en Nueva York, en el 2015. Colección titulada “Real”, que combina el arte huichol, con diseños sobríos y sofisticados, con los que se representa al “México contemporáneo”. Fue tan bien aceptada la colección, que regresó a la semana de la moda en Nueva York el 2016 con “Dreams primavera”, una colección en la que mostraba colaboraciones por ejemplo con la linea de calzado deportivo New Balance, para realizar sneakers huicholes. Además, Ricardo Seco llegó con el documental Peyote Dreams, para mostrar de donde sacaba su inspiración. El breve documental fue realizado por Luis Barreto Carrillo y Amber Moelter, y también fue muy celebrado. El documental fue premiado en el International Film Fashion Awards así como en el Miami Fashion Film Festival, y nominado a mejor documental en el Australian Fashion Film Awards y London Fashion Film Festival.

El arte y estilo huichol están de moda, así lo demuestran los cascos que el mexicano Max Power, diseño para Daft Punk, los cuáles se encuentran en su exclusiva tienda galería ubicada en Los Angeles, California.